Últimamente en la mayoría de bodas que organizamos siempre nos hacen la misma pregunta… ¿qué dress code ponemos en nuestra boda? Os vamos a ofrecer 8 apuntes para orientar un poco. OJO! la pareja manda, si ellos deciden que se cumpla el protocolo de vestimenta… no hay más que hablar, aunque todos suelen ser súper flexibles.

allá vamos, tomad nota

Punto número 1: PROHIBIDÍSIMO ir de blanco si no quereis acabar con una mancha de vino tinto “accidental” de una de las damas de honor.

Punto número 2: También lo está el negro, salvo que alguien esté de luto. Vale sí… estamos estupentásticos de negro, pero es un día de jolgorio y alegría, ya habrá tiempo para vestir de negro.

Punto número 3: el escotazo, de espalda o frente…. mejor tapado en las ceremonias, en la fiesta puede suceder algun “pezón gate” pero no creemos que nadie vaya a darse cuenta.

Punto número 4 (muy discutido por algo incómodo): las madrinas y madres deben llevar manga larga o, en su caso, guante de corte francés.

Punto número 5: Si la boda es es de día es aconsejable el vestido corto, cuidadín con las minis traicioneras, por debajo de la rodilla es lo ideal y sin mucho brilli-brilli, mejor. Las únicas que pueden ir de largo son la novia y la madrina. Al igual que pamelas y tocados, SOLO SI ES DE DÍA.

Punto número 6: si la boda es de noche… a por el vestidazo largo! sólo las invitadas más próximas a los contrayentes pueden llevar vestido corto.

Punto número 7: Los hombres lo tienen mucho más fácil, con un traje van perfectos, eso sí… evitando quitarse la chaqueta.

Punto número 8: Si el dress code es de etiqueta, los hombres deberán enfundarse un chaqué. Os cuento un secreto, los hombres solo pueden quitarse la chaqueta si se la quita el novio, sino… aguantad como campeones!